Noticias
Llevando el pulso de la biodiversidad marina en las playas de las áreas marinas protegidas de Costa Rica
  • save_as.php?id="581"

  • save_as.php?id="582"

  • save_as.php?id="583"

  • save_as.php?id="584"

  • save_as.php?id="585"

  • save_as.php?id="586"

 

 

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación ha fortalecido sus capacidades para conocer y llevarle el pulso a la biodiversidad en playas de arena. Liderados por el SINAC, por medio de una colaboración entre BIOMARCC-SINAC-GIZ y el proyecto “Consolidación de las áreas marinas protegidas”  del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y el Fondo Global para el Medio Ambiente (GEF), con el apoyo del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (CIMAR) y la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica (UCR), 15 funcionarios de las Áreas de Conservación Tempisque y Pacífico Central fueron capacitados en la implementación del protocolo para el monitoreo de la integridad ecológica en los ecosistemas de playas arenosas utilizando como caso piloto el Refugio Nacional de Vida Silvestre Playa Hermosa-Punta Mala.

 

Las playas de arena en Costa Rica han sido poco estudiadas, se sabe que tienen una riqueza de especies baja, pero no ha habido un esfuerzo real por cuantificar su diversidad. Estos ecosistemas son utilizados como hábitat de alimentación, reproducción y anidación por diferentes especies, además de ser escenarios de valor paisajístico para la actividad turística. Actualmente, son afectadas por diversos factores antropogénicos, agravados por el cambio climático. Los indicadores, bióticos o abióticos, propuestos en este protocolo permitirán reflejar la salud ambiental de las playas. Este protocolo hace parte del Programa de Monitoreo Ecológico de las Áreas Protegidas y Corredores Biológicos de Costa Rica (PROMEC-CR) del SINAC.

 

Los resultados preliminares para establecer una línea base para el RNVS Playa Hermosa-Punta Mala muestran el gran dinamismo que presentan las playas del Pacífico. Debido a eventos océano meteorológicos, como marejadas de fondo y oleajes extremos, la abundancia de invertebrados en la zona de saturación, en la marea baja, se redujo considerablemente entre una primera visita en abril y una segunda en julio del 2015. Por otro lado, los resultados muestran como la afluencia turística tiene efectos sobre el tipo de basura encontrada y la percepción de limpieza en la playa. El sector de Playa Hermosa, con afluencia de turismo, presentó un alto porcentaje de desechos de origen metálico que en muchos casos corresponde a latas de bebidas o alimentos. En el sector de Punta Mala, con un acceso más restringido, la mayoría de desechos fueron plásticos depositados por las corrientes y mareas. Estos materiales fueron pocos para este sector, para una percepción general de limpieza, mientras que playa Hermosa estuvo moderadamente limpia (algo sucia) a  sucia.

 

El levantamiento periódico de esta información le permitirá determinar a los administradores de las áreas marinas protegidas cuál es el efecto de sus acciones de conservación sobre los diferentes ecosistemas. Así, ellos estarán en capacidad de tomar decisiones de manejo sobre una base de conocimiento técnico que respalde sus acciones.

 

 

Para mayor información por favor contactarnos por medio de info@biomarcc.org.