Herramientas
Herramienta para la evaluación de sitios de buceo recreativo en las Áreas Marinas Protegidas de Costa Rica
  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

  • save_as.php?id=""

 

 

Los funcionarios del Parque Nacional Isla del Coco, Isaac Chinchilla y Roberto Cubero, con el apoyo técnico de Marta Cambra y del Proyecto BIOMARCC-SINAC-GIZ formulan e implementan una herramienta para la selección de nuevos sitios de buceo recreativo en esta área marina protegida (AMP). Esta herramienta permite valorar sitios de buceo con base en tres criterios: seguridad; atractivo y fragilidad del ecosistema, cada uno con sus indicadores. Entre junio y julio del 2015 se realizaron 37 buceos de exploración, 30 inmersiones de valoración en nueve sitios con potencial para el buceo recreativo  y siete inmersiones para calibrar la herramienta en sitios de uso activo.

 

En la actualidad, el Programa de Turismo Sostenible del Área de Conservación Marina Isla del Coco distribuye la presión de uso para buceo autónomo en 17 sitios alrededor de la isla. Una evaluación de esta actividad realizada en el 2007 reveló que solamente cuatro sitios de buceo soportan más del 50% del total de la actividad. Con lo cual, la oferta es reducida considerando una demanda creciente de más de 3000 buzos anuales. Reducir esta presión, con la apertura de nuevos sitios de buceo, disminuye la exposición de hábitats críticos incrementando su capacidad de carga turística, asegurando la integridad ecológica de los sitios y poder de adaptación al cambio climático.

 

La herramienta ha permitido clasificar los sitios evaluados acorde con los tres criterios fundamentales. Se identificaron dos sitios óptimos para la apertura al buceo recreativo, dos sitios ideales por seguridad y atractivo, pero con alta fragilidad, y dos sitios con alto atractivo, baja fragilidad, pero baja seguridad. Los tres sitios restantes no reúnen condiciones para el buceo recreativo. Este portafolio de alternativas le ha permitido a la administración del PNIC fundamentar sus decisiones para ampliar la oferta de sitios de buceo con base en un criterio técnico. De estos seis nuevos sitios de buceo recreativo algunos se abren de forma permanente y otros de manera temporal, aduciendo a un uso sostenible con enfoque de cambio climático.

 

La herramienta por lo tanto es aplicable para cualquier AMP que ofrece sitios de turismo de buceo recreativo.

 

 

El proyecto BIOMARCC es ejecutado por la Agencia Alemana de Cooperación al Desarrollo GIZ por encargo del Ministerio Federal Alemán de Medio Ambiente, Protección de la Naturaleza, Obras Públicas y Seguridad Nuclear (BMUB) en el marco de su Iniciativa Protección del Clima (IKI).

 

 

Para mayor información por favor contactarnos por medio de info@biomarcc.org.